jueves, 4 de noviembre de 2010

¿Sabes cómo se origina el cáncer de mama?

Como todo lo desconocido causa miedo y temor, entonces empecemos hablando del cáncer de mama para saber cómo evitarlo o, en el peor de los casos, como afrontarlo. En primera instancia, es bueno advertirles que muchos casos de cáncer de mama son curables, especialmente si se diagnostica en los inicios. 
¿Tienes una idea de cómo se forma el cáncer? El Instituto Nacional del Cáncer de Brasil indica que el cáncer es el nombre que se da a un grupo de más de cien enfermedades que tienen en común el crecimiento descontrolado de células que invaden los tejidos y los órganos. 
“Son células malas que se multiplican  y crecen en forma descontrolada porque falló la información en el material genético. Las células pueden producir un bulto y a ese se llama tumores. No todos los bultos son cáncer, pero es necesario hacerse el examen para descartarlo”, explica la doctora Tatiana Vidaurre, oncóloga del Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas de Lima.
Por su lado, la Sociedad Brasilera de Mastología dice que la iniciación del cáncer de mama es de origen genético. Eso no quiere decir que sea exclusivamente una enfermedad que se transmite de generación en generación. De hecho, solo entre el 5 y el 10% de los casos son causados por herencia genética. La enfermedad, en verdad, se desencadenada por una lesión que puede ser heredada o adquirida en el ADN cromosómico, haciendo que la multiplicación celular ocurra de manera desordenada.
“No hay rutas o agentes en particular que causen cáncer de seno, sino es una cascada de eventos, a nivel celular, que generan cambios en las células que forman el tejido mamario”, explica a su vez la doctora Luz Rodríguez, del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos.

“Si no se hacen los exámenes,  estas células van por todos los órganos y se diseminan, y cuando ocurre esto el tratamiento sirve solo para controlar la enfermedad. Entiendan que el  cáncer de mama es un tumor malo que se origina dentro de la glándula mamaria, al principio crece en forma local   y es cuando las mujeres se pueden operar, pero la idea no es ir al médico cuando ya se palpa el bulto,  sino antes que hayan síntomas para que tenga una  cirugía preciosa y sobre todo no pierdan el seno. Es una ganancia abismal chequearse en una etapa temprana. No hay que tenerle miedo al cáncer, tenemos que aprender que es una enfermedad normal, que nos puede pasar a todas las mujeres”, puntualiza la Dra. Vidaurre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada